Pushing Up Daisies

Exhibición Colectiva

03.27.2018 — 04.27.2018

Con obras de Leslie Baum & Allison Wade, Dan Devening, Anastasia Douka, Sacha Ingber, Billy James Joyce, Matt Mancini, Lior Modan, y Dan Rizzo-Orr

 

Querida Ana,

 

A Ryan se le ocurrió “Pushing Up Daisies” mientras yo buscaba desesperadamente un título para la exhibición. Muy tarde por la noche, comencé a buscar sistemáticamente en libros de poesía. Olson, Stein, Ginsberg… ninguno de ellos me revelaba nada. Él regresó a casa, se quitó los zapatos, me preguntó qué hacía, y surgió el título. Yo no sabía qué significaba, pushing up daisies. Me explicó que es una linda manera de decir que alguien está por morir, “soon, I will be pushing up daisies” ¿Por qué muerte? Hablamos sobre Ginsberg. Yo dañé uno de sus libros, uno de Ginsberg que le pertenece a Ryan, “Gay Sunshine Interview”. Lo sumergí en agua, esa cosa amarilla. En ese libro, Ginsberg habla sobre ser gay, como orientación sexual y como estado de alegría. Felicidad sin preocupaciones que toca la locura, una locura que llega con la libertad. Luego, me habló sobre esa película que Robert Frank y Alfred Leslie dirigieron, mediocre, pero entretenida, con Ginsberg y Kerouac y otros, llamada “Pull My Daisy”. El nombre de la película fue tomado de un poema de Ginsberg, Cassady y Kerouac, de finales de los cuarenta. Se dice que el cuerpo de “Pull My Daisy” se escribió con exquisito estilo, sin embargo, pienso que el poema fue escrito mientras los tres lo dictaban y lo transcribían. Estas son algunas líneas:

 

Pull my daisy
Tip my cup
All my doors are open Cut my thoughts
For coconuts
All my eggs are broken Jack my Arden
Gate my shades
Woe my road is spoken Silk my garden
Rose my days
Now my prayers awaken

 

Ryan está en contra de los comunicados de prensa. Tal vez “en contra” sea un término muy duro, simplemente los encuentra innecesarios. Yo suelo estar de acuerdo con él, los comunicados de prensa parecen operar como atajos simbólicos. “No te molestes en pensar en el trabajo, nosotros te diremos sobre qué trata” ¡Y siempre debe haber un acerca de! Pero ¿por qué?, ¿Por qué debe haber un acerca de? ¿Cuándo y por qué se nos olvidó que el arte puede ser, ser sin referencias? ¿Cuándo perdimos el sentido de es lo que es? Así que, aquí lo tienen. Los artistas en esta exhibición comparten algunas cosas, sin embargo realizan distintivas prácticas. Liberándose del mundo como es, de la red de lo referencial, trabajan sin, o mas bien, fuera del lenguaje. En lugar de apuntar hacia atrás, dibujan nuevos vectores. Es una habilidad que requiere desaprender. Desaprender, olvidar, silenciar el ruido, habilidades muy difíciles de dominar. Ahí, una se encuentra en la oscuridad, sin un suelo bien definido y sin ego para afirmar. No hay espejos, por eso, la muerte que mencioné antes. Muerte, porque estos artistas están comprometidos a una transformación continúa. También porque no les importa lo que está marcado. Digo, les gustaría vender más, pero hacen lo que hacen de todas formas. Finalmente, muerte, porque no tienen miedo. Como margaritas, su trabajo resulta estupefaciente por su belleza, mientras al mismo tiempo es conflictivo y algunas veces, asqueroso.

 

Esperemos disfruten la exhibición, Ruslana y Ryan.

 

 

Suscríbete a nuestro Newsletter